La dictablanda

Con las últimas reformas, las famosas #leyesMordaza, España ha pasado a ser, extraoficialmente, una dictablanda. De momento no hay tanques en la calle, ni se han prohibido los partidos políticos (bueno, salvo en Euskadi), ni se cierran medios de prensa (vaya, salvo en Euskadi) pero ahora si se persigue a la disidencia política acosándola a multas con subterfugios legales (vamos, lo que se lleva haciendo en Euskadi 20 años). Las nuevas leyes dejan a las personas desamparadas frente al estado y sus fuerzas represivas (a.k.a. Policía) pues la legislación ha sido redactada para proteger al gobierno de la gente.

Nos vamos a cansar de ver ejemplos de esa represión por vía administrativa. Ya la pusieron en práctica después de constatar que la represión del palo y la carrera por la calle no servía con el 15M. El estado creó la “burorrepresión”, término acuñado por @LegalSol y otros colectivos de abogados. Por suerte para los que la sufrimos y desgracia para los que la usaron la ley nos dio la razón. Pero mientras nos enredábamos en trámites burocráticos para evitar pagar sanciones por ejercer nuestros derechos más básicos, las protestas se apagaban. Les funcionó, más o menos. Las grandes protestas casi desaparecieron pero las luchas de colectivos siguieron a pesar de esta treta administrativo-punitiva. Ahora, con la legislación, han arreglado la parte que les fallaba y se han quitado de en medio a los pesados esos con toga que no hacían más que quitarles la razón.

Han dado a la policía el poder de denunciar a alguien porque se sienten ofendidos https://twitter.com/bufetalmeida/status/624843475629015040 y conociendo a los elementos que hay dentro de las FyCRE (Fuerzas y Cuerpos de Represión del Estado) y lo fácilmente que se sienten ofendidos en las redes sociales, da que pensar que estamos a un corto paso de pasar a ser, oficialmente, dictadura.

¿La solución cual es? Obviamente, la desobediencia … y ser más listos que ellos, porque si la desobediencia no tiene detrás un considerable aporte económico para pagar multas o la capacidad de entrar en prisión por negarnos a pagarla, mal vamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s