Respuesta a Juan Manuel de Prada

Hoy he leído esta columna que ha escrito un tal Juan Manuel de Prada en un periódico católico de tirada nacional y no me he podido permitir el lujo de no contestar a sus tonterías.

Afirma el señor de Prada que Francia “apoyó las llamadas «primaveras árabes» acaudilladas por islamistas de la peor calaña.” y obvia el hecho de que España, más concretamente los diferentes gobiernos españoles, encabezados por Zapatero y Rajoy, también han apoyado y siguen apoyando a esos “islamistas de la peor calaña”. Obvia también que el rey emérito español, Juan Carlos Borbón, es íntimo amigo del rey de Arabia Saudí, aliado en la zona de Daesh (a.k.a. Estado Islámico, antes ISIS…). Claro que también omite un dato importante al que volveré luego.

Dice el señor de Prada “No debemos olvidar que Francia se ha empleado con denuedo en la erradicación de todo régimen nacionalista árabe que supusiera un dique contra la expansión del islamismo, llegando a intervenir de forma especialmente repugnante en Libia”. Lo de intervenir de forma repugnante se refiere a derrocar al dictador Gadafi. Un señor que desde que acogió a los terroristas que volaron un B-747 en Lockerbie fue tratado como un gobernante terrorista y solo salió de esa lista cuando empezó a negociar la venta de gas natural a los gobiernos europeos. Seguramente lo vendía más barato que Argelia. ¿Otra teoría de por qué le parecerá repugnante a este señor el derrocamiento de Gadafi? Supongo que porque éste regaló un bonito caballo a Aznar. Como dato curioso, en el atentado de Lockerbie murió más gente que en los terribles atentados del viernes 13 en París: 270 personas.

Muammar_Gaddafi_muestra_Jose_Maria_Aznar_caballo_raza_arabe-300x195

De nuevo es más importante lo que no dice que lo que si. Habla de los bombardeos de Francia a la infraestructura petrolífera Siria pero no dice que es mediante esa industria, y con la connivencia de los compradores, como se está manteniendo económicamente Daesh. Tampoco dice nada de los bombardeos de Turkia, comandada por el amigo de Rajoy, Erdogán, de la población Kurda. Pero eso es mucho pedir, supongo.

Aquí viene la chicha. Empezamos a lo grande: “… no podemos dejar de deplorar que el pueblo francés haya sido elegido como víctima del terrorismo que apoyan sus gobernantes traidores.” Cambien “francés” por “español” y sitúense en el 11 de marzo de 2004. Sobran las palabras. Seguimos pero en otro párrafo que lo siguiente es muy JRANDE.

“Nos duele en el alma que la nación católica que en otro tiempo fue denominada «primogénita de la Iglesia» se haya convertido, tras dos siglos de destructiva exaltación de los deletéreos ideales revolucionarios, en el principal centro irradiador del veneno que está destruyendo Europa, que no es otro sino la renuncia a los principios que fundaron su civilización, la insensata exaltación del laicismo” … un momento ¿no estábamos hablando del terrorismo yihadista que ha matado a 130 personas en París? Pues se ve que eso ahora es secundario. Se ve que ahora lo que está envenenando y destruyendo a Europa no son ni los atentados de fanáticos religiosos ni el racismo de otros fanáticos. No, lo que nos está destruyendo es la exaltación del laicismo.

Sigue el tipo la frase anterior con: “…la negación de las leyes naturales y divinas que nos ha convertido en una papilla de gentes amorfas, aferradas a sus placeres embrutecedores y a su esterilizante bienestar material.” Si, amigos. La negación de la gravitación universal y de los principios de la termodinámica … ah, no ¿divinas? ¿Qué leyes divinas, las de la biblia? ¿Estas, por ejemplo?

https://pbs.twimg.com/media/CT23-dLXAAAj5Dp.png

Y termina con esto: “Nos duele terriblemente pensar en las almas de esos 129 inocentes ametrallados por las alimañas yihadistas, que mientras fueron masacrados ni siquiera pudieron rezar una oración a Dios, porque ya no creen en Él,…” Señor de Prada, hay una gente que el 13 de noviembre si estuvo rezando mientras esas 129 personas eran asesinadas bajo un mar de balas: concretamente los que portaban las ametralladoras. En su columna, que rezuma ignorancia y odio al no católico, apostólico y romano, aporta unos argumentos en contra del laicismo comunes, casualmente, con los asesinos: esa máxima católica que decía “extra ecclesiam nulla salus”; “Fuera de la iglesia no hay salvación”. Tiene usted el mismo argumento que los que han asesinado a esas 129 personas. Por suerte usted no tiene acceso a un kalasnikov porque no dudo que, llegado el momento, lo usaría sin miramiento contra los que considera infieles por no rezar a su muñequito imaginario.

Queda claro cual es el peligro de que acecha a Europa: el integrismo religioso. Pero no solo el de los islamistas radicales; sino también el de los sionistas, ortodoxos y católicos recalcitrantes como usted que ante un asesinato perpetrado por unos fanáticos religiosos le importa más que los asesinados no estuvieran rezando que el hecho de que fueran motivaciones religiosas los que llevó a que otros les mataran. Motivaciones religiosas que, insisto, usted comparte con los asesinos.

Dato importante 1: ISIS o sus marcas comerciales posteriores son dirigidos por ex-generales Iraquíes fieles a Sadam Husein. ¿Recuerdan aquella guerra que “nos traerá riquezas inimaginables” como dijo el hermano del entonces presidente de EEUU en el mismísimo congreso de los diputados españoles, el señor Jeff Bush? Bien, pues de aquellos polvos, estos lodos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s