Extraños compañeros de viaje

No voy a sorprender a nadie si digo que llevo afiliado a la CGT desde hace casi ocho años. No soy un afiliado “de toda la vida”, no dispongo de muletillas en mi discurso del tipo “…en tiempos del compañero Segis…” ni nada de eso. Lo cierto es que hace catorce años yo era un padefo como otro cualquiera. Pero a base de acudir a asambleas y de ver como funcionaba la buena gente de la Coordinadora de Informática me fui empapando de su discurso y de su ideología hasta hacerlas también mías.

Hoy, en la manifestación por la jornada de 24 horas de huelga de las compañeras de Telemarketing, he visto una imagen que no recuerdo haber visto en mis años de militancia: un político, que digo uno, varios, en la cabecera de la manifestación codo con codo con militantes de la CGT.

¿Realmente alguien ha llegado a la conclusión dentro de CGT de que es preferible obviar lo que pone en nuestros estatutos y en nuestro carnet por lograr notoriedad y visibilidad en los medios de prensa y redes sociales haciendo un hueco en la pancarta a representantes de un partido político?

Yo pienso que no, no merece la pena. Sí, estamos bastante cansados de que los medios de prensa “tradicionales” solo hable de nosotros cuando hay disturbios, además con el afán de mentir. Sí, es muy complicado lograr que la prensa se haga eco de las movilizaciones, campañas de sensibilización, de difusión o actos que se convocan y hacen desde nuestra organización y otras parecidas y afines. Pero no creo que la solución sea ponerse al lado de un partido político al que ahora le interesa ser la novia en la boda y el muerto en el entierro de todas las movilizaciones sociales. No compensa firmar cheques con quien, cuando toque, volverá a congelar toda la movilización en la calle como ya hizo en 2013 porque “ahora toca la vía de las urnas”.

¿Que los de X partido quieren venir a juntarse con nosotros? ¿Que hasta nos invitan a hacerlo en el congreso? Pues muy bien, que vengan. Es más, hasta nos acercamos al congreso: pero quedándonos fuera, que en el barrio de Huertas hay un montón de garitos mucho mejores y con mejor cerveza. Si realmente les interesa venir a nuestra movilización y saber los motivos de ésta no les importará que sea a puerta cerrada en la parte de atrás de un garito, de una librería anarquista de Lavapiés o en los locales sindicales. Si sí les importa que no pueda ir la prensa a hacer fotos es porque, seguramente, eso es, para ellos, más importante que lo que les podamos contar. En este caso hay que plantearse si merece la pena hablar con alguien al que solo le interesas para sacarse la foto.

En el carnet que tengo en la cartera pone, por detrás:
Artículo 1º de los Estatutos de la CGT: La Confederación General del Trabajo (CGT) es una asociación de trabajadores y trabajadoras que se define anarcosindicalista, y por tanto: de clase, autónoma, autogestionaria, federalista, internacionalista y libertaria

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s