Esa religión basada en meter un papel en una caja

Esta semana, a raíz de un desahucio de una familia con cinco menores a su cargo, hemos podido ver argumentaciones tan “sorprendentes” como esta:

Para apreciar con plenitud el grado de cinismo y falta de humanidad de este twitt, como si fuera posible tal extremo, hay que tener en cuenta que solo unos días antes se habían celebrado e[r|l]ecciones generales y no había salido flamante triunfador el fénix de la oratoria política, nuestro amado líder, el faro que guía nuestros pasos de simples mortales por este valle de lágrimas, el lucero del alba que nos ha dado la divina providencia para terminar con el bipartidismo y solucionar todos los problemas a golpe de socialdemocracia en prime-time: Pablo Iglesias v2.0. Los argumentos sobre por qué el sorpasso que tanto llevaban anunciando con fanfarrias como buena nueva que era ha quedado en perder un millón de votos en seis meses van del contubernio de presidentes de mesas que han hecho desaparecer ese millón de votos a que este millón de votantes que decidieron no revalidar el voto en la formación de PI2 son todos un atajo de anarquistas. Con lo que el twitt adquiere ese punto de cinismo hasta la nausea con un argumento que, igual, es más o menos así:

Como los que se oponen a los desahucios son unos antisistema y como hay un millón de personas que no han votado al amado líder, está claro que han sido los antisistema y por tanto “que se jodan”.

Como no se si eses el argumento (el FSM quiera que no sea ese, pero dispuesto estoy a apostar dinero a que lo es) voy a comentar dos cosas.

La primera es que ojalá los antisistema radicales y anarquistas fuéramos 1.200.000 personas. Con esa cantidad de antisistema y anarquistas lo de las elecciones y su resultado serían la menor de las preocupaciones de la señora Botín, de los señores del PP y cia. Con esa cantidad de personas movilizadas no habría un día de calma como los que hay constantemente.

La segunda es la falsa dicotomía de que las cosas se defienden en la urna o en la calle y que si haces una no puedes hacer la otra. Partiendo del hecho de que es una decisión personal de cada uno, no recuerdo que al votar tuviera que firmar un acuerdo de “mansedumbre” por el cual pasaba a ser un borrego para los siguientes cuatro años ni tampoco recuerdo que por acudir a una okupación de un edificio quedara inhabilitado para ir a meter una papeleta en una urna cuando lo mandara papá estado.

Así pues, me cabe preguntarme si todas las personas que votaron a Podemos en su nueva forma UP acudían diligentemente a las movilizaciones y acudirán a las próximas que han de venir contra los recortes. Porque imagino que, dado que este señor (y otros) culpaban a los que se movilizaban de no votar a su formación (parece que fueran de Buenos Aires, el ombligo del mundo) es porque ellos no dudan en votar y participar en toda convocatoria de movilización en la calle que se cruza en su camino. ¿Verdad? Porque, en su argumentación, asumen que los que van a stopDesahucios son todos votantes de Podemos e incluso el mismo desahuciado y sus hijos menores de edad también lo eran. Pero, por lo que se ve, cometieron el tremendo pecado de no votar al líder, por lo que “ajo y agua” (sic).

Anuncios

Caza de brujas

El encarcelamiento de los dos titiriteros de la compañía “Títeres desde abajo” no tiene otra definición que “caza de brujas”. Echar un vistazo al auto que les ha mandado a prisión es un ejercicio de contención propio de gente muy templada y con nervios de acero. El texto del auto del juez deja claro que no iban a por ellos de forma casual, “porque un padre se sintió ofendido y les denunció”. No cabe duda que el denunciante estaba ahí, justamente, para denunciarles ante la policía. Algo parecido a lo que hizo el ABC contra el espectáculo de Leo Bassi “Revelación”.

No les mandan a la cárcel solamente porque durante la obra saliera un cartel con el texto “Gora Alka-Eta” descontextualizando la pancarta al extraerla de la obra. En el mismo auto se hace referencia a que en el cartel de la obra se veía la portada de un libro llamado “Contra la democracia” escrito por “Grupos Anarquistas Coordinados” y que, por tanto, comulga con lo que dice el libro. En este caso el juez actúa como lo hacía Tomás Moro, mandando a la hoguera a todo inglés que tuviera en su poder una biblia traducida del latín a su lengua materna. El juez no entra a valorar si los dos titiriteros habían intentado “derrumbar” la democracia poniendo bombas; les manda a la cárcel por poner, en un cartel, una portada de un libro. Eso es asunto suficiente para enviarles a la hoguera.

No les voy a aconsejar que se lean el libro pero se lo pueden descargar de aquí. Y no se lo recomiendo no porque les vaya a entrar unas irrefrenables ganas de quemar cosas bonitas y poner petardos gordotes con su lectura, no. No se lo recomiendo porque no es sencillo de leer, porque para mi gusto no es todo lo bueno que debiera para la fama que tiene y porque tiene un par de patadas considerables a la historia de la Grecia clásica. Ese libro es una crítica a esta cosa que llaman democracia pero que no lo es. Es una crítica a este sistema representativo basado en que el pueblo no gobierna, sino que delega la decisión en una gente que lo hace en su nombre. Y no, no dice como poner bombas, ni tiene un callejero con objetivos contra los que atentar ni nada de eso. Es un simple tratado político más, del montón, sobre la democracia.

Pero este juez decide que ya no solo haber escrito el libro es constitutivo de terminar ante el Santo Oficio. Leerlo es delictivo, difundirlo es delictivo y poner la portada en un cartel es delictivo. Es, simplemente, una locura de proporciones bíblicas (por continuar con la referencia al quema herejes Tomás Moro, santo patrón de los Políticos y Gobernantes). No hay duda que es una caza de brujas contra el movimiento libertario; los más de 20 detenidos que llevan ya acusados de poner aquel petardo en la basílica del Pilar de Zaragoza que luego se ha demostrado, una y otra vez, que eran inocentes. No es más que otro paso en la represión contra las personas que militan en organizaciones anarquistas amparándose en una ley “antiterrorista” promovida y ampliada por PP + PSOE en la que cabe todo. ¿Todo? Bueno, no, el franquismo, por ejemplo, no cabe. Es, sólo, un traje a medida de la disidencia, que se ensancha o estrecha para meter dentro solamente a aquello que se quiere silenciar. Que a falta de un nuevo caso Scala buenas son tortas

Respuesta a Juan Manuel de Prada

Hoy he leído esta columna que ha escrito un tal Juan Manuel de Prada en un periódico católico de tirada nacional y no me he podido permitir el lujo de no contestar a sus tonterías.

Afirma el señor de Prada que Francia “apoyó las llamadas «primaveras árabes» acaudilladas por islamistas de la peor calaña.” y obvia el hecho de que España, más concretamente los diferentes gobiernos españoles, encabezados por Zapatero y Rajoy, también han apoyado y siguen apoyando a esos “islamistas de la peor calaña”. Obvia también que el rey emérito español, Juan Carlos Borbón, es íntimo amigo del rey de Arabia Saudí, aliado en la zona de Daesh (a.k.a. Estado Islámico, antes ISIS…). Claro que también omite un dato importante al que volveré luego.

Dice el señor de Prada “No debemos olvidar que Francia se ha empleado con denuedo en la erradicación de todo régimen nacionalista árabe que supusiera un dique contra la expansión del islamismo, llegando a intervenir de forma especialmente repugnante en Libia”. Lo de intervenir de forma repugnante se refiere a derrocar al dictador Gadafi. Un señor que desde que acogió a los terroristas que volaron un B-747 en Lockerbie fue tratado como un gobernante terrorista y solo salió de esa lista cuando empezó a negociar la venta de gas natural a los gobiernos europeos. Seguramente lo vendía más barato que Argelia. ¿Otra teoría de por qué le parecerá repugnante a este señor el derrocamiento de Gadafi? Supongo que porque éste regaló un bonito caballo a Aznar. Como dato curioso, en el atentado de Lockerbie murió más gente que en los terribles atentados del viernes 13 en París: 270 personas.

Muammar_Gaddafi_muestra_Jose_Maria_Aznar_caballo_raza_arabe-300x195

De nuevo es más importante lo que no dice que lo que si. Habla de los bombardeos de Francia a la infraestructura petrolífera Siria pero no dice que es mediante esa industria, y con la connivencia de los compradores, como se está manteniendo económicamente Daesh. Tampoco dice nada de los bombardeos de Turkia, comandada por el amigo de Rajoy, Erdogán, de la población Kurda. Pero eso es mucho pedir, supongo.

Aquí viene la chicha. Empezamos a lo grande: “… no podemos dejar de deplorar que el pueblo francés haya sido elegido como víctima del terrorismo que apoyan sus gobernantes traidores.” Cambien “francés” por “español” y sitúense en el 11 de marzo de 2004. Sobran las palabras. Seguimos pero en otro párrafo que lo siguiente es muy JRANDE.

“Nos duele en el alma que la nación católica que en otro tiempo fue denominada «primogénita de la Iglesia» se haya convertido, tras dos siglos de destructiva exaltación de los deletéreos ideales revolucionarios, en el principal centro irradiador del veneno que está destruyendo Europa, que no es otro sino la renuncia a los principios que fundaron su civilización, la insensata exaltación del laicismo” … un momento ¿no estábamos hablando del terrorismo yihadista que ha matado a 130 personas en París? Pues se ve que eso ahora es secundario. Se ve que ahora lo que está envenenando y destruyendo a Europa no son ni los atentados de fanáticos religiosos ni el racismo de otros fanáticos. No, lo que nos está destruyendo es la exaltación del laicismo.

Sigue el tipo la frase anterior con: “…la negación de las leyes naturales y divinas que nos ha convertido en una papilla de gentes amorfas, aferradas a sus placeres embrutecedores y a su esterilizante bienestar material.” Si, amigos. La negación de la gravitación universal y de los principios de la termodinámica … ah, no ¿divinas? ¿Qué leyes divinas, las de la biblia? ¿Estas, por ejemplo?

https://pbs.twimg.com/media/CT23-dLXAAAj5Dp.png

Y termina con esto: “Nos duele terriblemente pensar en las almas de esos 129 inocentes ametrallados por las alimañas yihadistas, que mientras fueron masacrados ni siquiera pudieron rezar una oración a Dios, porque ya no creen en Él,…” Señor de Prada, hay una gente que el 13 de noviembre si estuvo rezando mientras esas 129 personas eran asesinadas bajo un mar de balas: concretamente los que portaban las ametralladoras. En su columna, que rezuma ignorancia y odio al no católico, apostólico y romano, aporta unos argumentos en contra del laicismo comunes, casualmente, con los asesinos: esa máxima católica que decía “extra ecclesiam nulla salus”; “Fuera de la iglesia no hay salvación”. Tiene usted el mismo argumento que los que han asesinado a esas 129 personas. Por suerte usted no tiene acceso a un kalasnikov porque no dudo que, llegado el momento, lo usaría sin miramiento contra los que considera infieles por no rezar a su muñequito imaginario.

Queda claro cual es el peligro de que acecha a Europa: el integrismo religioso. Pero no solo el de los islamistas radicales; sino también el de los sionistas, ortodoxos y católicos recalcitrantes como usted que ante un asesinato perpetrado por unos fanáticos religiosos le importa más que los asesinados no estuvieran rezando que el hecho de que fueran motivaciones religiosas los que llevó a que otros les mataran. Motivaciones religiosas que, insisto, usted comparte con los asesinos.

Dato importante 1: ISIS o sus marcas comerciales posteriores son dirigidos por ex-generales Iraquíes fieles a Sadam Husein. ¿Recuerdan aquella guerra que “nos traerá riquezas inimaginables” como dijo el hermano del entonces presidente de EEUU en el mismísimo congreso de los diputados españoles, el señor Jeff Bush? Bien, pues de aquellos polvos, estos lodos.

Solidaridad con l@s zapatistas

Saludos desde la sierra de Guadarrama, Madrid, a las compañeras y compañeros zapatistas.

Os escribo desde este pequeño espacio antiautoritario de internet mi más sincero saludo y reconocimiento a vuestra lucha contra los abusos del estado y el capital mexicanos. Sois un ejemplo vivo del mundo que muchas llevamos en nuestros corazones.

Salud y que viva la lucha del pueblo zapatista.

Lo llaman democracia y no lo es

No soy especialmente bueno en historia. Un profesor me regañó en cierta ocasión debido a que todos los exámenes que me hizo los aprobé con un 6. No es que no me gustara, es que con la explicación que daba en clase me valía para no tener que hacer esa incómoda tarea de mi juventud que era ponerme a estudiar en casa. Así que como con su explicación me servía para aprobar, pues aprobaba. Digo esto porque, dado que no soy especialmente bueno, no se si la siguiente afirmación es correcta o no: no ha habido un sistema político en la historia que se haya cambiado desde dentro. De hecho dudo que si apareciera un partido en Esñapa, por poner un ejemplo cercano, lo suficientemente revolucionario y con las ideas de una claridad meridiana tal como para saber como cambiar esto que llaman democracia desde las propias instituciones, dudo, digo, que el mismo estado les dejara campar a sus anchas y presentarse a unas elecciones. No hay más que ver la persecución que están sufriendo los partidos pro independencia de Euskal Herria a pesar de que han afirmado, por activa y por pasiva, que renuncian a toda violencia como forma de consecución de los ideales políticos que anhelan.

El mismo sistema es tramposo, pues es juez y parte. El sistema electoral, que poco se parece a un sistema democrático por mucho que se cansen de repetirlo hasta en la sopa, no necesita de la participación popular para “auto legitimarse”. Una prueba inequívoca es el hecho de que no exista el requisito del quorum para dar validez a unas elecciones. Con que vote el alcalde y su abuela en un pueblo de 15.000 habitantes las elecciones son válidas. Por otro lado el mismo menú cerrado de opciones a las que votar o el hecho de que el voto en blanco solo sea tenido en cuenta dentro de los válidos pero no dentro de los que dan legitimidad a un partido u otro muestran que cuando decidieron montar esta cosa*, sabían muy bien que si lo hacía realmente libre y democrático les duraría cuatro telediarios como a ellos les gustaba tenerlo.

¿Se llegará a través de las elecciones a la revolución? Lo dudo muchísimo. Todas las revoluciones que han implicado algún cambio social y político (y aquí volvemos al tema de los seises en historia) han sido violentas. Si alguien dice que Ghandi encabezó una revolución no violenta debería repasarse esa parte de la historia, porque si que fue violenta. Usaron el sabotaje, dinamitando la red férrea incluido, cuando les hizo falta. No hicieron una guerra, eso es cierto, pero hoy Ghandi sería, para muchos países incluido Esñapa, un terrorista.

¿Pero no votar sirve para cambiar el sistema? Solo no votar, obviamente no. Y el que afirme lo contrario es un loco o le está mintiendo. La abstención activa no es solo no votar, es mucho más. ¿Y la abstención activa puede cambiar el sistema? Si, si puede, pero con un pero… que mientras lo logra el sistema seguirá perpetuándose a si mismo por lo dicho en los párrafos anterior.

Entonces ¿qué hacer? Hay un proverbio ruso que dice “reza, pero no dejes de remar hacia la orilla”. Lo que está claro es que las soluciones mágicas, ya sea rezando a un muñequito de madera, metiendo un papel en una caja de metacrilato o bailando en torno a un tótem no van a servir para cambiar el sistema. Hay que intentar alcanzar la orilla a base de lucha, de organización y de empoderamiento día a día.

¿Entonces votamos? Bueno, si quieres, vota, pero no dejes de luchar por tus derechos. No dejes de construir una alternativa. No dejes de salir en la calle porque alguien te prometa que si le votas te va a solucionar la vida porque, probablemente, sea mentira y no lo vaya a lograr, bien por inacción bien por incapacidad activa o pasiva, bien por impedimentos de quienes realmente manejan el dinero. ¿Quieres votar? Hazlo, pero debes tener claro que “sólo” votando no vas a lograr que se cambie nada. Recordemos al PSOE de los años 80 y tracemos paralelismos con el Podemos de ahora. Son innumerables y es probable que vayan a haber más y no para bien. Recuerde que OTAN de entrada, NO. Y ahora mire donde está el Felipe.

 

*Lo llaman democracia y no lo es

Anarquismo para lectores* asiduos de la prensa**

Hola estimado lector que has llegado a estas líneas por el puro azar o por el interés de leer y conocer antes de tomar una opinión. Hola, estimado lector, si no es tu caso el anterior pero aún así vas a seguir leyendo. Bienvenido, bienvenida, y espero que estas líneas te sean leves.

Dado que se ha puesto de moda el anarquismo en los medios de prensa mayoritarios no está de más aclarar previamente algunos conceptos y errores en los que cae esa prensa de vez en cuando.

El anarquismo requiere de organización

Contra lo que pueda pensar la prensa, y contra la opinión de esa mente privilegiada que tenemos por ministro de interior, el anarquismo requiere de organización. De hecho seguramente esté tanto o más organizado que cualquier otra asociación política y sus miembros, esto si a buen seguro, mucho más implicados en el funcionamiento interno.

Prueben a tomar decisiones en un colectivo disgregado por una amplia zona geográfica en la que no hay líderes y verán como es imperioso dotarse de una organización.

No, en el anarquismo no hay líderes

Por mucho que se afanen en afirmarlo una y mil veces no hay líderes en el anarquismo. Un líder es una autoridad dentro de un grupo y toma decisiones por propia iniciativa que son transmitidas y aceptadas, normalmente, por el resto del grupo. El líder suele ser elegido bien por elecciones bien de forma tácita por el resto del grupo y su autoridad no suele ser cuestionada. Pocas cosas hay más contrarias a la idea antiautoritaria del anarquismo. Incluso en aquellos grupos que llegaron a tener integrantes notables, éstos jamás tomaron decisiones al margen del colectivo. Incluso en algunos casos, como el subcomandante Marcos en el EZLN, el mismo personaje ha sido una invención, una especie de “fantasma” por el que pasaron varias personas en turnos rotatorios. Si se repasan todo lo dicho o escrito por Durruti, García Oliver y Ascaso y encuentran algo en el que alguno de los tres diga “he decidido que tomemos tal o cual iniciativa” les invito a una cerveza.

Incluso, les diré más. ¿Han oído alguna vez hablar de las corrientes políticas Leninismo o Marxismo? Si, ¿verdad? ¿Y del Kropotkismo, Malatestismo, Proudhonismo o Bakunismo? (De este último igual si, pero era un calificativo despectivo puesto por los contrarios a Bakunin, no por los que pensaban como éste) A que no. Pues justamente, porque por muy buenos pensadores que fueran Kropotkin, Malatesta, Proudhon o Bakunin no encabezaron su propia facción del anarquismo.

Que esté organizado no significa que haya jerarquía

Siguiendo con lo anterior, donde nadie manda, la jerarquía es innecesaria y hasta molesta. Y es más, hasta se ve mal, internamente, el mal uso de la organización para intentar jerarquizarla. La horizontalidad es una forma de organización. El anarquismo es incompatible con estructuras piramidales.

– Vive el anarquismo
– No me digas lo que tengo que hacer

El uso de la violencia es un autoritarismo más

Aquí me meto en un tema más pantanoso y complejo. Según a quien lea verá que hay pensadores que ven bien, regular o mal el uso de la violencia. Eso si, le costará encontrar a alguno que la defienda como instrumento de ataque o mediante el cual lograr unos objetivos.

Incluso si les da por leer mucho se encontrarán que hay pensadores que abogan por una revolución pausada, al ritmo que requiere hacer ver y comprender a todas las personas que los estados y toda su parafernalia son innecesarios. Incluso verán que el uso de la violencia, aún en el caso de la legítima defensa ante una agresión mayor y externa, no es común a todos los pensadores anarquistas. Es casi común a todos ellos afirmar que la violencia física es una forma de imposición autoritaria y, por tanto, es incompatible con el ideario anarquista.

– Si si, pero tenían bombonas de camping gas
– El anarquismo no es contrario a comer caliente ¿sabe usted?
– Ya, pero son una organización terrorista

Pues no, no existe ninguna organización terrorista anarquista

Ni ahora ni nunca hasta ahora y probablemente jamás de aquí al futuro. Porque, como le he explicado antes, es algo autoritario. Lo que sucede es que la legislación española “necesita” que exista tal organización para poder acusar a la gente de “terrorista” y así limitar aún más sus derechos. ¿O no sabía usted que el código penal es más duro para el que mata formando parte de una organización terrorista que el que mata no formando parte de ella? ¿No sabía usted que una persona no puede estar privada de libertad más de 48 horas salvo que la policía la acuse de “integración en banda armada” en cuyo caso son 5 días completos en vez de 2? Oh, vaya.

El término “terrorismo anarquista” es una invención del ministerio de interior para poder aplicar la muy represora, autoritaria y reaccionaria ley antiterrorista. Si mañana le diera al gobierno por perseguir a los integrantes de Cáritas no le extrañe leer sobre el “terrorismo caritativo” en su medio de prensa favorito.

Creo que por el momento con esta primera breve introducción puede ser suficiente.

* entiéndase esta guía tanto para lectores como para oyentes o televidentes

** entiéndase por prensa a aquellos medios de la misma que publican las notas que envía el ministerio de interior o cualquiera de sus facciones internas sin pasarlas primero por la lupa del escepticismo y luego por el corrector de la teoría política, bien por desconocimiento bien por una clara intención de manipular a los lectores, oyentes y/o televidentes

Nota del autor, usease, nota mía: como no estoy en posesión de la Verdad es probable que en algunos puntos no estemos de acuerdo. No dude en hacérmelo saber en los comentarios.

Café a media mañana en la oficina. Estamos en el bar de la esquina y en la televisión, como Dios manda, tienen TeleMadrid. Es el único bar a 500 metros, si no, de qué. Sentados en la mesa varios compañeros de trabajo. En las noticias sale la medida populista que el gobierno va a tomar ahora que se han dado cuenta que muchos de los inmigrantes a los que han dejado sin atención sanitaria pueden votar en las municipales. Obviamente la noticia es tratada con un sesgo que da repugnancia, pero dado que es TeleMadrid esto ya lo doy por sobreentendido. En un momento dado sale el titular:

800.000 sin papeles tendrán derecho a atención sanitaria

En ese momento un tipo, compañero de trabajo pero ahora entenderán por qué le rebajo a la categoría de “tipo”, salta con los siguientes argumentos:

Me parece indignante que haya 800.000 sin papeles. No debería haber ni uno

Si yo me voy a trabajar a Suecia tengo que tener papeles

Dijo más cosas, pero por el estilo, y creo que como muestra dan una buena idea del nivel argumental.

Parece ser que la gente solo emigra por gusto. Se ve, o eso dan a entender con estos argumentos, que el que viene a España y se juega la vida con las concertinas, en una patera, un cayuco o con la guardia civil a nado lo hace porque quiere. Unos hacen parapente, otros ciclismo y otros saltan fronteras de 8 metros de altura llenas de pinchos y cuchillas. Como si todas las personas que vienen lo hicieran porque en su país natal se aburrieran o no tuvieran otra cosa mejor que hacer que cruzar un mar, o dos, o andar por un desierto para irse a otro país.

Porque, claro, este tipo en ningún momento se ha planteado el hecho de que la persona que emigra a España puede no estar en la misma situación en la que estaría él si mañana decidiera emigrar a Suecia. Como él es un blanco de “clase media” (perdón por el término tan poco apropiado y manido) y con preparación que se plantea el hipotético caso de emigrar a un país dentro de la UE, asume que todos los sudamericanos y africanos que vienen a España están en una situación equiparable. La ignorancia extiende cheques que las argumentaciones no pueden pagar.

Ni se plantea que el que emigra lo hace huyendo de la pobreza, del hambre o de la guerra. Ignorante como parece ser él, ni siquiera piensa en la desesperación que lleva a una persona a dejar atrás la tierra donde nació, a su familia y amigos, a cambio de un futuro incierto.

Parece, también, que desconoce esta gente con argumentos tan sesudos y de “Todo a 0,25 €” que una persona migrante que tiene papeles puede llegar a perderlos a pesar de haber estado viviendo y trabajando en España de “forma legal” durante varios años. Claro que lo desconocen, porque la ignorancia es atrevida. Si supieran este extremo tampoco harían esas afirmaciones tan ligeras.

Pero no hay opción al diálogo. En ningún momento de la conversación se quiso apear del burro y se dedicó a repetir, una y otra vez, sus argumentaciones de baratillo. ¡¡Como para hablar con él sobre la abolición del estado y de las fronteras!!